martes, 17 de diciembre de 2013

Ya está aquí el 2.014.

El año 2.014 está a la vuelta de la esquina y, tal y como se informa en este artículo enlazado, se aproxima el plazo para que los edificios construidos con anterioridad a 1.995 presenten su informe de inspección técnica en Urbanismo.
Este es el primer cumplimiento de plazo desde que se implantaran las tasas en enero de 2.013, por lo que será una buena piedra de toque para saber si la población responde aceptablemente o no a la inspección.
Si antes muchos propietarios no querían inspeccionar sus edificios por los honorarios que debían abonar al técnico, ahora vamos a ver si los propietarios aceptan las tasas.

Este es el último cumplimiento de plazo, ya que los edificios más nuevos están obligados a pasar la ITE dentro del año siguiente a aquél en que cumplen 20 años, es decir, por ejemplo, un edificio construido en el año 2.000 tendrá que pasar la inspección antes del 31 de diciembre de 2.021.
No obstante, yo creo que tarde o temprano el ayuntamiento hará como han hecho (aunque no oficialmente aún) Almería (ver enlace) y Córdoba (ver enlace) y sustituirá la ITE por el IEE. El IEE es el futuro, amigos. Es la ITE más la accesibilidad más el certificado energético. Todo en uno. Y además es necesario para poder solicitar ayudas a la rehabilitación.
La verdad es que quedan bastantes edificios por inspeccionar. Si todos los edificios fueran inspeccionados, digo desde ya que el sector de la construcción vería aumentada su actividad en Sevilla del orden del triple. Siendo todas las ITEs favorables de forma que ningún edificio tuviera que realizar obras, simplemente el sector de arquitectos y aparejadores vería su actividad reforzada.
Con esto nos despedimos hasta otro momento y esperamos que la inspección técnica de edificios se cumpla de forma satisfactoria y, a ser posible, con prontitud, para que luego no llegue la primera semana de julio queriendo hacerlo todo a la vez.
Saludos.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

La situación de la ITE en Sevilla para nosotros

A estas alturas, hay quién se puede preguntar si la ITE se está cumpliendo o no en Sevilla.
La verdad es que a la gente le cuesta un poco asumir otra obligación en la que tienen gastar invertir una cantidad de dinero que está entre los 200 y los 600 euros normalmente, según cada edificio.
Por mi experiencia profesional, puedo decir que los barrios que mejor llevan la inspección, en el sentido de que es donde más inspecciones se hace, son los llamados barrios humildes, como el Polígono San Pablo, Los Pajaritos o Rochelambert, por encima de otras zonas como el centro, Triana o Los Remedios.
El Polígono de San Pablo es donde más inspecciones he realizado hasta la fecha, cuando colaboraba con un antiguo compañero. La verdad es que creo que fuimos los que más ITEs hicimos allí.
Los Pajaritos también era una zona en la que teníamos bastante protagonismo haciendo inspecciones, y en la humilde barriada de Santa Teresa, con sus casas bajas, también creo que fuimos los que hicimos la mayoría de inspecciones allí.
Ah! En Juan XXIII también hicimos muchas, aunque allí era un poco complicado por aquello de que las ITEs tenían que pasarla en grupos de cuatro casas por compartir el alcantarillado y, claro, había problemas de pago porque entre ellos no se ponían de acuerdo. Creo que al final el ayuntamiento permitió que se entregaran los informes individuales de cada casa, aunque no estoy seguro.
Resulta paradójico cómo ver los barrios de personas que en teoría tienen menor poder adquisitivo cumpliendo con sus obligaciones de mejor manera que los de mayor poder adquisitivo, pero la vida está llena de curiosidades, ¿no?
A pesar de todo, la ITE de Sevilla ha tenido que sufrir alguna prórroga que otra en sus plazos por incumplimiento de los mismos, y aun así, siguen existiendo edificios que no se han interesado siquiera por la inspección. Eso hay que corregirlo, evidentemente.
Saludos.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Cómo se hace una ITE

Depende de cada técnico, pues dicen que cada maestrillo tiene su librillo, pero lo común es lo siguiente.
Se concierta la cita con el técnico para visitar el edificio. El técnico visitará las zonas comunes y las viviendas donde los propietarios lo requieran, aunque yo no comparto eso. Considero que el técnico debe entrar en todas las viviendas y en todo el edificio y, si no es así por causas mayores, reflejarlo en el informe en un anexo, por ejemplo.
El técnico revisará el estado en que se encuentra el edificio. Comprobará que no existen humedades, ni grietas, materiales rotos, etc. Tomará las mediciones oportunas y las fotografías que estime convenientes.
Una vez realizada la visita para la toma de datos, el técnico estudiará cómo se encuentra el edificio, cuál es el origen de las patologías que haya detectado, qué obras recomendará u ordenará hacer, etcétera.
Para dichas obras decidirá unos plazos, sobre los que se basará la Gerencia de Urbanismo para exigir al propietario su realización.
Una vez el técnico redacte el informe se lo entregará al propietario. Dicho informe debe ser entregado en la Gerencia de Urbanismo. Lo más normal es que lo entregue el propio técnico, llevando una instancia de entrega firmada por el propietario, dado que el técnico está más familiarizado con estos trámites.
Si hay que hacer obras, habrá que pedir la correspondiente licencia (de obra menor o de obra mayor) y, una vez obtenida, realizarla.
Normalmente los técnicos sólo hacen una visita de inspección al edificio, aunque es conveniente hacer varias, por motivos de seguridad.
Saludos a todos y espero que este artículo os sirva de orientación para la ite de vuestro edificio.

lunes, 14 de octubre de 2013

La resistencia de una estructura de edificio

La estructura es uno de los elementos principales de un edificio que se inspeccionan en una ITE.
La estructura es un conjunto de elementos estructurales (columnas, vigas, muros de carga, forjados, etc) dispuestos de manera que se asegure la transmisión de las cargas que actúan sobre ellos sin poner en peligro la seguridad y la integridad del edificio. Diseñar y dimensionar el marco estructural de un edificio es un proceso complejo y debe cumplir con ciertos requisitos para:
  • Ingeniería - la estructura debe cumplir todas las normas de diseño impuestas, a saber: los requisitos para la resistencia, la estabilidad, la ductilidad, deformabilidad, seguridad;
  • Arquitectura - la estructura funcional debe coincidir con el conjunto de destino y presentar un estéticamente agradable;
  • Económico - el reducir los costos, reducir los gastos de consumo de material en la aplicación, transporte y montaje de los elementos estructurales y de mantenimiento a la vez que la solución debe ser eficaz y sostenible;

El proceso de construcción de la estructura empieza por la cimentación.
La cimentación es el elemento que está en contacto con el terreno portante y que le envía todas las cargas que actúan en la construcción. La capacidad portante del terreno se determina por la presión máxima que puede soportar el mismo sin peligro de hundimiento. La capacidad depende de la naturaleza del suelo en el que colocar la base. El cálculo y dimensionamiento de la cimentación, además de considerar las solicitudes de la construcción, deben tener en cuenta la naturaleza y la participación de este tipo de suelo, las dimensiones geométricas de la base, su profundidad (que será donde el terreno tiene una buena resistencia), y las características de los materiales a utilizar (generalmente, hormigón armado).
La elección de la base se realiza en base a un análisis técnico y económico de la estructura portante en su totalidad y debe tener en cuenta, principalmente, lo siguiente:
  • la naturaleza y la intensidad de las cargas;
  • condiciones climáticas (congelación, la cantidad de lluvia, etc);
  • condiciones del suelo (agua subterránea y las propiedades químicas superficiales, la agresión, etc.);
Se puede encontrar más información sobre este tema en este artículo de lasobras.jimdo.com.
Saludos sevillanos.